Un gran número de niños junto con sus padres y hermanos acudieron a la actividad del pasado sábado al Mariposario de Benálmadena. En esta ocasión, diversión y aprendizaje fueron unidos de la mano, pasando una jornada de lo más divertiva y entretenida.