Tras el acuerdo firmado por el Málaga C.F y la Fundación Cesare Scariolo, el 18 de noviembre de 2008, los usuarios de la FCS asisten al estadio de la Rosaleda para animar a su equipo.