Los niños alojados en el piso de acogida de la FCS reciben la misma asistencia (social, psicológica, traductores, voluntarios) que los residentes en las viviendas tuteladas por la AECC gracias al acuerdo alcanzado entre ambas entidades en 2009.